viernes, 25 de septiembre de 2015

ENCUENTRO FRATERNO EN LOS MOLINOS

24 de septiembre de 2015

Un día inolvidable y lo primero que quiero hacer es dar las gracias a los voluntarios, empleados y A.J.J. que
sin todos y cada uno de ellos no hubiese sido posible este encuentro de las tres casas de Madrid.

 A las 10:30 llegó el autocar de Ruiz con José al volante, y empezamos a subir a los ancianos...



... con mucha tranquilidad y ansiosos de lo que nos iba a deparar el día...

Sobre las 12 llegamos a Los Molinos. Acababa de llegar el autocar de la Casa de Almagro, de la calle Zurbarán. Los tunos y cabezudos nos dieron la bienvenida...

... y tras los primeros saludos nos fuimos directos a la capilla para celebra la Eucaristía junto a nuestro amigo y sacerdote Juan Bautista.



 La comida se celebró en el salón de San José que estaba preparado con todo detalle y colorido.







Una deliciosa comida en un compartir de verdaderos hermanos. 

 El lío, lío estaba por aquí dentro, jeje...

Y ahora tocaba el descanso por el jardín de la Casa. La paz se repiraba por todas partes.





Y este descanso duró muy poco. 
Al ratito se siguió con la fiesta.






Sor Mercedes me llevó a la tercera planta para enseñarme las vistas desde la terraza.
Si miraba al horizonte podía ver la Bola del Mundo. Una maravilla.

 Pero, si miraba abajo...


... veía esto. Todos juntos, cantando, bailando, participando, riendo, hablando, conviviendo... 

Ya teníamos que empezar a pensar en la vuelta  y para despedida un chocolate con churros.
La vuelta resultó muy tranquila pero para sorpresa nuestra, José el conductor, nos llevó por la Gran Vía para que los ancianos la pudieran ver y recordar.

 Un día para recordar.