jueves, 16 de junio de 2016

Panteón de la Duquesa de Sevillano.

Doña María Diega Desmaissières y Sevillano, nacida en Madrid, fue una aristocrática que mandó construir en Guadalajara la Casa-Asilo de San Diego, hoy colegio  de las Adoratrices y el Panteón de la Duquesa de Sevillano en honor su padre y familiares fallecidos para que fueran enterrados allí.


Estilo ecléctico historicista. Mezcla del neorrománico-lombardo en su fachada, mosaico bizantino en su interior y decoración mudejar en los capiteles interiores. 
Me ha gustado mucho la falsa cripta donde se encuentra enterrada doña María Diega. En 1888 el Ayuntamiento de Guadalajara la nombro Hija Adoptiva.
El Panteón lo enseña una guía con mucho detalle. Es merecido comentar que María Diega fue herededera de una de las fortunas más importante de España y durante su vida ayudó a mejorar las condiciones de vida de los alcarreños más pobres.



El Panteón junto al colegio de Adoratrices forman el conjunto monumental  de la Fundación de San Diego de Alcalá construido por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco. 

Un jardín separa el Panteón y el Colegio de las Adoratrices y la Iglesia de Santa María Micaela, tía de María Diega.